Aletas

Lo que necesita saber acerca de las Aletas:

Los buzos y nadadores usan aletas para moverse a través del agua, tanto en la superficie como bajo el agua. Las aletas aumentan la superficie del pie, lo que proporciona un mayor impulso hacia adelante, permitiendo al buceador moverse de manera más eficiente a través del agua.

Hay dos tipos de aletas: las de cajera abierta con correas ajustables y las de pies cerrados.
Las aletas de cajera abierta tienen un calzo abierto para el pie, con correas ajustables. Las correas permiten ajustar el calzo de la aleta al tamaño del pie del buceador o nadador, pudiendo utilizar botines delgados o gruesos, dependiendo del nivel de protección térmica que se requiera.

Las aletas de cajera abierta son generalmente más grandes y más rígida que las aletas de pie completo (cerrado).
Proporcionan la propulsión necesaria para compensar la resistencia natural de avance, creada al usar el equipo de buceo. Por estas razones, las aletas ajustables de cajera abierta son generalmente las preferidas por los buceadores. La mayoría de las aletas de cajera abierta están equipadas con correas de ajuste de goma. Muchos buzos prefieren instalar correas de resorte en sus aletas, debido a su durabilidad y capacidad de “auto-regulación”.

Las aletas de pie cerrado tienen un botín moldeado que rodea todo el pie y no son ajustables. Por lo tanto, deben ser adquiridas de acuerdo al tamaño del pie del usuario. Las aletas de pie cerrado, generalmente se usan con los pies descalzos o con una lycra delgada o con un calcetín de neoprene, que por lo general ofrecen poca o ninguna protección térmica.
Las aletas de pie cerrado son normalmente más pequeñas y menos rígidas que las aletas de cajera abierta. Este tipo de aletas son utilizadas principalmente por los nadadores o por quienes practican snorkeling.

Mostrando el único resultado

Tienda en construcción - Aún no están habilitadas las ventas